Descripción Marqués de Murrieta Reserva 2010

Muestra palpable de la elegancia, el equilibrio y la regularidad que caracterizan a la Bodega Marqués de Murrieta y a sus viñedos circundantes situados en La Finca Ygay, Marqués de Murrieta es un vino tinto reserva con una equilibrada crianza de año y medio en barricas nuevas y seminuevas de roble americano y dos años en botella. El resultado es un elegante vino que aúna complejidad y finura y conjuga los mejores atributos de nuestra identidad con tildes de actualidad.

Marqués de Murrieta es más que una marca en el mercado internacional, es sabiduría centenaria expresada en uno de los vinos con más reconocimiento de España. Desde el trabajo diario, el respecto y el amor por nuestra tierra, la selección de las mejores uvas y el cuidado de los detalles a lo largo de sus casi cuatro años de elaboración, Marqués de Murrieta es un valor seguro y constante de la mejor calidad de Rioja.

FICHA TÉCNICA

Viñedos Propios: Situados en nuestra Finca Ygay. Los viñedos de Ygay ocupan una superficie de 300 hectáreas circundantes a la bodega, en la Rioja Alta, con una diferencia de altitud desde los 320 metros a los 485 metros.

Variedades de Uva: 93% Tempranillo, 4% Mazuelo, 2% Graciano, 1% Garnacha.

Vendimia Manual: Del 2 al 23 de octubre.

Vinificación: Los racimos se despalillan y estrujan suavemente. Las variedades fermentan por separado en depósitos de acero inoxidable, con control de temperatura. El encubado tiene una duración de 8 días durante los cuales se realizan remontados y bazuqueos, para favorecer el contacto del mosto con los hollejos y provocar una lenta y natural extracción de aromas y polifenoles. Tras la fermentación las partes sólidas de la uva son prensadas en prensas verticales, mediante un proceso suave y lento que favorece la extracción del color y taninos maduros que residen en el hollejo.

Proceso de Crianza: Criado durante 21 meses en barricas de roble americano de 225 litros de capacidad, de los cuales 8 meses los pasa en barrica nueva y fializa su crianza con un redondeo de 24 meses en botella.

Maridaje: Carnes rojas a la parrilla, jamón de bellota, quesos de oveja semi curados, pescados al horno, bacalao, estofados de carne de caza y legumbres, entre otros

recomendación de consumo: Decantar 20 minutos antes de disfrutarlo. Servir a una temperatura entre 16º-18ºC para favorecer la aireación del vino y poder disfrutar al máximo de sus aromas.

PUNTUACIÓN MARQUÉS DE MURRIETA 2010

James Suckling (Usa): 94 puntos. Fabulosos aromas de bayas trituradas y frutos negros con nueces, avellanas y jengibre. Canela y melón. Vino con cuerpo y firme. Equilibrio entre furta y taninos. Final muy largo y vivo. Crianza de 22 meses en roble americano (seis meses en barrica nueva y después barrica usada). Ahora mismo maravilloso aunque necesitará dos o tres años para suavizarse. Un éxito seguro.

Wine Advocate (Usa): 93 puntos. Precisión y elegancia sorprendentes. Es un vino puro, los toques de roble son muy sutiles, es muy armonioso y flral. Simplemente me enamoré de la nariz. En cuanto al paladar la entrada es muy flida, luego explota en la boca, llenándola con un hilo de fia acidez haciéndolo largo y sabroso. Tiene la misma pureza y armonía asombrosa, el enfoque y la precisión que se encuentran en nariz. Este tiene que ser el mejor Reserva de Murrieta de los últimos tiempos. ¡Bravo!. Un millón de botellas producidas, pero todo el vino pertenece a un solo lote y todas las botellas que se pueden encontrar son exactamente iguales solo que se embotellan de forma continua durante cuatro meses. La calidad es alucinante para su precio.-- L.G.

Guía Peñín (España): 92 puntos.

Wine Spectator (Usa): 90 puntos. Aromas especiados conducen a sabores de vainilla, cereza, hierbas frescas y minerales en este expresivo tinto. Aunque las notas a roble son prominentes, hay un núcleo de fruta concentrado. La estructura es fresca y equilibrada. Agraciado y seductor. Beber ahora y hasta el 2021.

NOTA DE CATA
De color cereza intenso, brillante, borde granate y capa alta. En nariz recuerda ecos de fruta roja sana y madura en perfecta maduración, ciruela madura, notas especiadas (regaliz, vainillas), violeta, balsámicos que aportan mucha frescura, todo ello en un perfecto equilibrio con sutiles notas tostadas procedentes de su paso por barrica. En su paso por el paladar se muestra redondo, fino, de sutil opulencia, taninos amables bien envueltos, una acidez perfecta, buen juego de equilibrios, persistente y con un sabroso y largo final.